Casa pasiva

CASA PASIVA

Ahorro energético y ahorro económico.

Nuestras casas pasivas son viviendas que combinan los recursos de la arquitectura bioclimática, con una eficiencia muy superior a la construcción tradicional.

Se trata de construcciones con un consumo energético casi nulo, ofreciendo durante todo el año una temperatura ambiente confortable sin la necesidad de aplicar una calefacción convencional.

LOS 5 PUNTOS CLAVE DE UNA CASA PASIVA:

planificación
y diseño

Un aspecto fundamental para la construcción de un edificio eficiente, comienza por un buen estudio de todos los factores que lo rodean: el clima, la orientación, el factor de forma, el volumen, la captación de radiación solar en invierno y su protección en verano, las sombras que tendrá el edificio y cómo lo afectan…

Puertas y ventanas

Estos elementos son, desde un punto de vista térmico, el punto débil de la construcción, ya que suponen una fuente importante de pérdidas tanto de frío como de calor.

Por ello, en ANB todas nuestras viviendas cuentan con ventanas de madera laminada y triple acristalamiento de primera calidad.

Puentes térmicos

Los puentes térmicos son zonas de la envolvente de un edificio donde se transmite más fácilmente el calor que en las zonas colindantes, debido a una variación de la resistencia térmica. Es decir, se trata de lugares donde se rompe la superficie aislante.

La eliminación de estos puentes térmicos disminuye las pérdidas de calor y evita patologías derivadas de la condensación, como los hongos.

AISLAMIENTO
TÉRMICO

En ANB utilizamos aislamiento ecológico de grandes espesores, como la celulosa y la fibra de madera, logrando que nuestras construcciones tengan una pérdida de calor muy reducida, dando como resultado unas necesidades de calefacción casi nulas.

SISTEMA DE VENTILACIÓN CON RECUPERADOR DE ENERGÍA

En ANB empleamos un sistema de doble flujo, extrayendo el aire viciado en las estancias húmedas (cocina, baños, aseos, lavaderos, …) al mismo tiempo que asegura la insuflación de aire nuevo filtrado en las estancias secas (salón, comedor, dormitorios,…). Con este sistema y un pequeño aporte de calor, conseguimos evitar los sistemas de calefacción tradicionales.

ESTANQUEIDAD DEL AIRE

Los flujos de aire que circulan del interior al exterior a través de las grietas y huecos de la envolvente del edificio,  provocan condensaciones en la vivienda, especialmente durante los periodos mas fríos del año.
Por ello, una buena estanqueidad del aire aumenta el confort, disminuye las pérdidas y evita todo problema de condensación en las paredes, además de garantizar un buen funcionamiento del sistema de doble flujo de ventilación.

CERTIFICADO “PASSIVHAUS”

Se trata de un documento que reconoce con carácter oficial que las casas son merecedoras de ser consideradas sostenibles.  

Mediante la medida y la comprobación de una serie de requisitos de sostenibilidad, como los mencionados anteriormente, el Passivhaus Institut se encarga de calificar que la vivienda se adapta al estándar de estanqueidad del edificio.